Hervir agua elimina hasta 80% de los microplásticos

Hoy, no cabe duda de que la humanidad librará una batalla contra los microplásticos. Y un reciente descubrimiento realizado por investigadores de la Universidad de Jinan en China, ofrece una solución esperanzadora en la lucha contra los microplásticos. El estudio, publicado en la revista Environmental Science & Technology Letters, revela un método sorprendentemente simple para contrarrestar esta forma de contaminación.

Hervir agua elimina hasta 80 de los microplasticos3

La lucha contra los microplásticos.

No olvidemos que los microplásticos han permeado hasta los rincones más insospechados de nuestro entorno. Incluidos los alimentos que consumimos, los órganos del cuerpo humano y hasta la placenta. La investigación, encabezada por Eddy Zeng, exploró la eficacia de hervir agua de la llave durante cinco minutos para eliminar los microplásticos.

Te recomendamos: ¿Por qué consumimos tanta agua embotellada?

Esos diminutos enemigos de la salud pública cuyos riesgos para nuestro organismo, aunque no del todo comprendidos, están cada vez más vinculados a serias afecciones. Como una mayor probabilidad de arterosclerosis que puede resultar en ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares. Los resultados que Zeng y su equipo lograron son alentadores, demostrando una reducción significativa de nano y microplásticos (NMP) en el agua. Pasando de una concentración promedio de 1 miligramo por litro a niveles inferiores al 80% tras el proceso de ebullición.

El hallazgo no solo resulta relevante por la efectividad demostrada, sino también por su accesibilidad. Hervir el agua es un hábito ya incorporado en las rutinas de millones de personas alrededor del mundo, sobre todo en países asiáticos como China, Vietnam e Indonesia. Este estudio confirma que, más allá de una tradición, un acto tan simple podría convertirse en una precaución saludable de importancia.

Hervir agua elimina gran cantidad de microplásticos.

Según las conclusiones de Eddy Zeng, quienes hierven agua antes de consumirla pueden reducir drásticamente su ingesta de NMP. El consumo de agua hervida puede resultar en hasta cinco veces menos ingesta de microplásticos en comparación con el agua de la llave no tratada con altas temperaturas. La implicación de este hallazgo es enorme, sugiriendo que una acción tan sencilla podría jugar un papel crucial en la mitigación del impacto de los microplásticos en la salud humana.

La reducción de NMP en el agua hervida se atribuyó a la precipitación de calcificaciones formadas a partir del contenido de calcio del agua durante la ebullición. Un proceso particularmente efectivo en «agua dura», aquella con niveles más altos de calcio. La evidencia sugiere un método sencillo y factible no solo para individuos preocupados por su salud personal, sino también para comunidades e instituciones en la búsqueda de estrategias para abordar la contaminación por microplásticos.

Aunque este método representa un avance significativo, los investigadores subrayan la importancia de no tomarlo como una solución universal. La necesidad de afrontar el problema de los microplásticos desde su origen aún es un tema crítico. Esto implica la mejora en las técnicas de tratamiento del agua potable para prevenir la contaminación inicial y la exploración de vías sustentables para limitar la liberación de estos contaminantes en el medio ambiente.

Quizá te interesa:

Deja un comentario